Tratamiento del osteosarcoma canino

31 January 2019 – News

El osteosarcoma canino (OSA) es un tumor óseo altamente maligno y metastásico en perros.

Es más frecuente en perros de mediana edad, de razas grandes a gigantes, y más de la mitad de los casos aparecen en el esqueleto apendicular (principalmente en las extremidades anteriores). Existe una mayor probabilidad de que aparezcan metástasis en tumores que se encuentran en el húmero proximal, el fémur distal o la tibia proximal.

Los signos clínicos varían, ya que dependen de la ubicación de los tumores primarios. En el OSA apendicular son comunes la cojera y la inflamación local.

Para llegar a un diagnóstico final, es necesario realizar un examen físico, radiografía y biopsia con aguja fina. Es posible diferenciar tres etapas de la enfermedad utilizando el sistema TNM (tumor T, ganglio linfático N, metástasis M), siendo el OSA IIB el más frecuente.

Hoy en día, los tratamientos que incluyen cirugía junto con quimioterapia y radioterapia parecen aumentar la esperanza de vida del paciente. La amputación de la extremidad debe ser el primer abordaje quirúrgico, excluyendo los casos de perros con problemas neurológicos u ortopédicos, donde es preferible la cirugía de cojera. En cuanto a los citostáticos, carboplatino, cisplatino y doxorrubicina son los más utilizados. La radioterapia es un procedimiento paliativo, no tan frecuente en la práctica debido a su difícil acceso y a que requiere anestesia general.

La resistencia a múltiples fármacos puede explicar algunos casos de quimioterapia ineficiente, por lo que se necesitan alternativas. De hecho, las nanopartículas podrían ayudar a desarrollar nuevas terapias y son compuestos prometedores tanto en la medicina humana como en la veterinaria.

Szewczyk M., Lechowski R., Zabielska K. What do we know about canine osteosarcoma treatment? – review. Vet Res Commun (2015) 39:61–67; DOI 10.1007/s11259-014-9623-0